TALLERES

Las condiciones del taller  son las que Arno Stern estableció para hacer posible el juego de pintar. Estas condiciones no son “un invento moderno”. Desde mi punto de vista son unas condiciones básicas y esenciales para la vida, pero justamente por eso son, muchas veces, difíciles de encontrar o identificar como algo que posibilita un despliegue de toda la capacidad creadora que tenemos.

 

EL GRUPO

Copia de grupo

Una característica propia del taller es que el grupo es heterogéneo, está compuesto por personas de diferentes edades. Niños y adultos pintan o modelan juntos. No hay en el taller dos personas de la misma edad o con características semejantes.

Esto permite que te veas manifiestamente diferente a los demás. Cuando esto ocurre, no puedes compararte con nadie y se posibilita que desaparezcan las relaciones de competición y el miedo al qué dirán. De esta manera es posible dejar de hacer para los demás, y conectar así con las necesidades personales pudiendo, cada uno, realizar lo que  realmente necesita y le interesa.

La diversidad de cada una de las personas que componen el grupo posibilita, en parte, el desarrollo personal real y profundo.

 

EL JUEGO

2013 10 07 (2) 2013 10 07 (1)

El juego, manifestación de la capacidad creadora que tenemos, es una actividad propia del ser humano que, tomada seriamente, posibilita ser personas autónomas, seguras, con capacidad de identificar nuestras necesidades, buscar la manera de satisfacerlas  y realizar lo que en cada momento necesitamos.

El taller es pues un sitio donde nos tomamos muy en serio el juego de la gente.

El trabajo se realiza de forma personal y se respetan los procesos y ritmos de cada una de los asistentes al taller. No se premia ni se castiga un ritmo rápido o lento. Cada persona, sintiendo su diferencia, puede jugar de forma segura y por tanto llegar a explorar límites personales que de otra manera no puede.

Jugando cada persona que accede al taller, puede investigar en el sentido que necesita. Frente a una duda o necesidad técnica que se le puede plantear, no se da una respuesta, sino que se posibilita la investigación para que cada uno encuentre su propia forma de hacer las cosas. Esto posibilita un aprendizaje profundo.

 

LA ASISTENCIA

El papel del que se supone debería ser el maestro, es un papel de servicio. Nuestra labor consiste en asistir a cada uno en las necesidades que se le vayan presentando. Posibilitamos que cada persona realice su trabajo de forma placentera.

Fundamentalmente trabajamos la aceptación incondicional de cada una de las personas que acceden al taller. Por tanto no juzgamos. Establecemos una relación tal que posibilita que cada uno se sienta aceptado por lo que es y no por lo que hace.

 

 

Los talleres que ofrezco, según los principios y condiciones de la educación creadora, son: Pintura, Arcilla y taller de Juego

diraya 7 TALLER DE ARCILLA taller de Juego